Requiem por el bronceado caribeño

El estreno de la película de “Amanecer” (parte I) en los cines españoles y de todo el mundo ha demostrado que, a las jóvenes (y no tan jóvenes) les sigue gustando el romanticismo sanguinario más puro que una vez desarrolló Bram Stoker en la historia de Drácula. Y es que la autora de la saga Crepúsculo, Sthepenie Meyer consiguió llegar a una fórmula que, a simple vista podría ser sencilla, pero que a nadie más se nos ocurrió. Ninguno de nosotros llegó a pensar que mezclar en una historia a adolescentes con hormonas revolucionadas y vampiros chupasangre con un físico privilegiado podría funcionar. Tal vez Coppola habría triunfado más entre el público adolescente si hubiera mostrado un Drácula más musculado y evitando las escenas en las que aparecía como un anciano centenario poco apetecible para el sexo femenino. La saga Crepúsculo ha conseguido eso y mucho más, ha logrado que ahora los vampiros no den miedo y que sean miles las muchachitas que sueñan con tener uno como novio. El sexo masculino podrá llegar a pensar que, si ya de por si es complicado ligar, ahora mucho más en vistas de lo que piden las chicas.

Drácula. Francis Ford Coppola (1992)

Los hombres lobo también son parte de ese reparto de Meyer que podría competir fácilmente con la plantilla de las tiendas de Abercrombie & Fitch. Nunca hasta ahora se había llegado a pensar que un hombre lobo podía ser atractivo. Si se escondían en el bosque era por algo pero ahora las niñas gritan en el cine, pero no porque les de miedo, sino porque se quitan la camiseta y enseñan músculo. Y eso es lo bueno del público infantil-adolescente de hoy en día, que les puede llegar a gustar tanto Justin Bieber como un vampiro interpretado por un actor de 25 años. Atrás quedaron las Barbies o Bratzs, que parecían ser tan modernas. Ahora gusta ir al cine a ver este tipo de películas, aunque tengas que ponerte alzador infantil en la butaca para que no te tape el que esta sentado delante. Hay que gritar y suspirar en voz alta y acompañada por tus amigas para que quede patente que ya eres mayor y que ya te gustan los chicos de veintipocos.

Personajes de la Saga Crepúsculo

En el estreno de Amanecer parte I hubo un poco de todo, niñas, adolescentes, parejas… Se notaba nerviosismo ya en la fila para poder comprar las entradas. Los hombres que acompañaban a sus parejas femeninas trataban de pasar el trago, a la gran parte no les gusta esta evolución sensiblona de los vampiros, muchos de ellos buscan tal vez más acción promovida por el deseo de sangre más que por una pasión alocada con una chica.

Fans o no, el caso es que los cines estuvieron abarrotados el fin de semana del estreno de tan esperada película. Había filas interminables de gente que quería verla, ya sea por la obligación de acompañar a la novia o a la hija, la intriga de cómo continúa la historia o la por la devoción que muchos sienten por los personajes.

Dejando gustos a un lado, el caso es que Crepúsculo vende, y mucho. No hay que olvidar que los actores que interpretan a los personajes se están haciendo de oro. Hoy en día lo que se lleva es ser vampiro aunque, mirándolo por el lado bueno, es  perfecto para la piel porque el moreno está de capa caída. Ahora lo que se estila es un blanco nuclear en la piel. Así que no queda otra cosa más que decir que requiem por los establecimientos de rayos UVA, y tranquilidad para los dermatólogos de todo el mundo

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CULTURA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s