Querer y no poder

DEPORTES

Adriana Pérez Lerín 28/11/2011

El Sevilla ganó ayer al Zaragoza en La Romareda por un solo tanto. El único gol del partido lo marcó Negredo en el minuto 22. Esto supone un triunfo y tres puntos que se suman en la clasificación colocando a los de Marcelino en los puestos europeos. Para los del Zaragoza este partido les sitúa en puestos de descenso con tan sólo 10 puntos en la clasificación.

Ambos equipos necesitaban ganar el partido de ayer. El Zaragoza necesitaba los tres puntos para evadirse de los últimos puestos de la clasificación. Por el contrario, el Sevilla después de cinco jornadas sin conocer el triunfo quería despejar las dudas sobre su juego.

Momentos previos al penalti. Adriana Pérez

El partido comenzó con un Sevilla mucho más activo que el Zaragoza, que continuamente quedaba rezagado. El penalti de Mateos a Negredo supuso el gol a favor del Sevilla. La única esperanza que le quedaba al equipo aragonés era la de meter un gol para lograr el empate. Sin embargo, durante la primera parte el Zaragoza no supo reaccionar, estuvo lento en ataque y no conseguían entenderse en defensa. En la segunda parte los de Aguirre salieron más decididos a poner la tablas en el marcador dándole más velocidad al balón y a su juego. Tiraron a puerta varias veces sin conseguir crear peligro en el área de Javi Varas. Cuando quedaban pocos minutos para finalizar el partido, el árbitro pitó roja directa a Juan Carlos por una posible agresión. La Romareda desencantada se llenaba de ira tras esta decisión que no entendían.

Nadie puede excusarse de la actuación del Zaragoza ayer en el partido. Aguirre en la rueda de prensa posterior al encuentro admitió que no se puede defender lo indefendible. “La necesidad de recomponer el equipo y mejorar para los próximos partidos es una necesidad” afirmó el entrenador. Por el contrario, Marcelino dijo que el equipo necesitaba ganar, y que una necesitada victoria era para ellos una obligación.

La Romareda. Adriana Pérez

Ayer la afición del equipo maño empezó el partido expectante esperando un cambio en el juego de su equipo. Durante la primera parte las diferentes peñas zaragocistas daban su apoyo como siempre pero pronto quedó fría tras el gol sevillista.Un atisbo de ilusión volvió a ellos en la segunda parte tras la salida revolucionada del equipo.

Pero nada más lejos de la realidad, llegaron los insultos al árbitro, a la directiva y al presidente del club pidiendo la dimisión de estos dos últimos. Los seguidores se fueron muy enfadados y desilusionados del partido y la mayoría de las opiniones que se oían entre el público que estuvo en la Romareda eran negativas.

“Vergonzoso como estos jugadores defienden los colores de este equipo”, “A este paso nos vamos a segunda“ ,“¡Patética la actuación del árbitro” o “La expulsión ha sido muy injusta” eran algunos de los comentarios junto con improperios que dijeron los aficionados al finalizar el partido.

El Zaragoza sigue desorientado, sin rumbo y a la deriva jornada tras jornada, viendo como se les escapan partidos clave para conseguir la tan deseada permanencia en primera división.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en DEPORTES. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s